Principales Características del Sol-Ark 30K

Sol-Ark 30 K, es el único inversor multimodo de gran capacidad, cuenta con las certificaciones más avanzadas de su tipo y ofrece características únicas.
Contenido: Principales Características del Sol-Ark 30K

Como el único inversor multimodo de gran capacidad y que cuenta con las certificaciones más avanzadas de su tipo, el inversor Sol-Ark 30k, ofrece características únicas, que son apropiadas para su funcionamiento eficiente y seguro.

A continuación, se explican las principales características de estos equipos y en qué se diferencian de los inversores Sol-Ark tradicionales.

Número de MPPT’s

A diferencia de los inversores Sol-Ark de uso residencial y de pequeña escala, un inversor 30k posee cuatro seguidores de punto de máxima potencia (MPPT). Esto quiere decir, que se pueden tener cadenas de módulos fotovoltaicos orientadas o inclinadas a diferentes ángulos y aún así ser independientes en cuanto a su producción. Como cada MPPT cuenta con dos cadenas, eso quiere decir que en su totalidad, un inversor Sol-Ark de 30k puede admitir hasta 8 cadenas de módulos fotovoltaicos.

Conexión trifásica en CA

La salida de CA para las cargas respaldadas y su interconexión a la red, es de 120/208 V, o bien, una configuración trifásica con una relación de √3. Si bien esta configuración trifásica se ve desde el inversor 15K, es lógico que se utilice un sistema trifásico en un inversor de esta capacidad, pues reduce ligeramente la corriente que circulará por cada conductor.

Además, en el caso de requerir una potencia de CA mayor, que necesite apilamiento de equipos, es mucho más fácil llevarlo a cabo con una salida que ya de por si es trifásica, a diferencia de un inversor con una o dos fases a la salida.

Voltaje del banco de baterías

Evidentemente, si un banco de baterías de litio, trabajase a 51 V como es común en la mayoría de baterías, manejar una potencia de 30,000 W implicaría una corriente muy grande:

La corriente anterior, de casi 600 A, necesitaría un cable muy grueso, por lo que los inversores 30K y 60K trabajan con un banco de baterías de alto voltaje (Entre 300 y 150 V). Es importante saber lo anterior, pues no todas las baterías modulares de litio que existen, pueden conectarse en serie hasta alcanzar un alto voltaje.

Figura 3 – Algunas baterías de litio, a pesar de ser de 48 V, permiten conectarse en serie para alcanzar el voltaje de operación del inversor.

Tecnología de las baterías

Como consecuencia del uso del alto voltaje en CD, los inversores 30K de Sol-Ark no admiten baterías de plomo ácido como tecnología de almacenamiento de energía. Hay que considerar que, al no poner tener una comunicación directa con este tipo de baterías, sería demasiado complicado integrar plomo ácido con estos niveles de potencia, pues no hay un componente que controle las celdas y la carga del banco de baterías (BMS, como si lo hay en las baterías de litio). Esto sin considerar el hecho de que el plomo ácido difícilmente sostendría una potencia de 30,000 W, ya sea por las propias características de la química, o bien, por la disponibilidad de equipos de hoy en día.

Como conclusión, el inversor Sol-Ark de 30K es un inversor diferente a sus similares del sector residencial, pero solamente en cuanto a los límites eléctricos de sus parámetros, ya que al igual que todos, permite hacer distintas configuraciones del aprovechamiento del almacenamiento de energía, gestión de equipos, aplicaciones de sistemas multimodo, etc.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Imprimir
Comentarios:

Artículos relacionados